Avena Nocturna

Avena nocturna

En una ocasión un amigo me dijo que él necesitaba un desayuno de fácil preparación. Tan fácil como tomarse un café de cápsula y una napolitana industrial pero en versión saludable. Por más vueltas daba al asunto no se me ocurría nada que no requiriera cortar, picar o cocinar. Hasta que un día mi amiga Tati me explicó en que consistían sus nutritivos desayunos de avena. Gracias a estos dos amigos y unos ratillos en internet por fin dí con esta receta genial, fresquita y ultrafácil.

 

Este desayuno es rico en fibra, proteínas, omegas, vitaminas, minerales como el fósforo y el magnesio y en sabores por supuesto. La avena puede ayudar a regular el colesterol, fortalecer la musculatura y contribuye a estabilizar el azúcar en sangre. Con este desayuno no tendrás hambre en toda la mañana ya que se trata de una fuente de energía sana de liberación lenta. Además facilita el tránsito intestinal.

 

Sólo necesitas meter en un tarro fruta congelada, avena y semillas y dejarlos actuar toda la noche. Por la mañana el desayuno resulta tan fácil como abrir la nevera y coger un tarro. ¡Ya está hecha la magia!

 

Pero no hay que olvidar la regla de oro, no introducir en el tarro azucares refinados, mermeladas o productos procesados que es precisamente de lo que queremos huir ya que resienten nuestra salud. ¿Te animas a probar?

 

DESCARTA LOS ULTRAPROCESADOS DE TU DIETA

 

5 minutos (más refrigerado toda la noche)

 

Ingredientes

 

Ingredientes Tarro de Frutos rojos · 1 tarro de vidrio de 250-300 ml · 3-4 cucharadas de copos de avena · 1 cucharada de semillas de lino · 1 vasito de kefir de oveja eco natural y sin azúcar · 4 cucharadas de agua mineral · 1 cucharadita de sirope de agave · 1 puñado de frutos rojos congelados · frutos y sésamo para decorar Ingredientes Tarro de mango y coco · 1 tarro de vidrio de 250-300 ml · 3-4 cucharadas de copos de avena · 1 cucharada de semillas de chía · 1 vasito de leche de coco casera · 1 puñado de dados mango congelado · coco rallado · lascas de coco seco y sesamo negro para decorar Ingredientes Tarro de chocolate · 1 tarro de vidrio de 250-300 ml · 3-4 cucharadas de copos de avena · 1 cucharada de semillas de chía · 1 vasito de leche de almendras casera · 2 cucharadas de cacao magro en polvo · 1 cucharada de sirope de agave · 2 gotas de esencia de vainilla y canela en polvo · plátano seco y trozos de chocolate negro (80%) para decorar Ingredientes Tarro de Fresas · 1 tarro de vidrio de 250-300 ml · 3-4 cucharadas de copos de avena · 1 cucharada de semillas de chía · 1 vasito de leche de avena casera · 1 puñado de fresas congeladas · 2 gotas de esencia de vainilla o vainilla en polvo · pipas de calabaza para decorar 1- Echar en un tarro los copos de avena, las semillas gelificantes (chía o lino), la fruta congelada y las especias. 2- Añade leche o yogur. Si es yogur o kefir necesitas 4 cucharadas de agua mineral a mayores. 3- Agita o remueve bien. 4- Reserva el tarro tapado toda la noche en la nevera. 5- Abre el tarro y decora con más fruta, frutos secos, semillas, canela o cacao al gusto

 

Tarro de Frutos rojos

 

  • 1 tarro de vidrio de 250-300 ml
  • 3-4 cucharadas de copos de avena
  • 1 cucharada de semillas de lino
  • 1 vasito de kefir de oveja eco natural y sin azúcar
  • 4 cucharadas de agua mineral
  • 1 cucharadita de sirope de agave
  • 1 puñado de frutos rojos congelados
  • frutos y sésamo para decorar

 

Ingredientes Tarro de mango y coco

 

  • 1 tarro de vidrio de 250-300 ml
  • 3-4 cucharadas de copos de avena
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 vasito de leche de coco casera
  • 1 puñado de dados mango congelado
  • coco rallado
  • lascas de coco seco y sesamo negro para decorar

 

Ingredientes Tarro de chocolate

 

  • 1 tarro de vidrio de 250-300 ml
  • 3-4 cucharadas de copos de avena
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 vasito de leche de almendras casera
  • 2 cucharadas de cacao magro en polvo
  • 1 cucharada de sirope de agave
  • 2 gotas de esencia de vainilla y canela en polvo
  • plátano seco y trozos de chocolate negro (80%) para decorar

 

Ingredientes Tarro de Fresas

 

  • 1 tarro de vidrio de 250-300 ml
  • 3-4 cucharadas de copos de avena
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 vasito de leche de avena casera
  • 1 puñado de fresas congeladas
  • 2 gotas de esencia de vainilla o vainilla en polvo
  • pipas de calabaza para decorar

 

 

1- Echar en un tarro los copos de avena, las semillas gelificantes (chía o lino), la fruta congelada y     las especias.

2- Añade leche o yogur. Si es yogur o kefir necesitas 4 cucharadas de agua mineral a mayores.

3- Agita o remueve bien.

4- Reserva el tarro tapado toda la noche en la nevera.

5- Abre el tarro y decora con más fruta, frutos secos, semillas, canela o cacao al gusto

¡¡ A DIS-FRUTAR!!

 

 

TIPs:

 

Avena: es la base de este desayuno y puede ser en copos enteros o partidos según la textura que desees.

 

Fruta congelada: como viene cortada y lavada siempre esta lista para usar y es muy práctica. Durante la noche se descongelará soltando una rica melaza. Puedes reservar un poco de fruta aparte en un platito para la decoración final. Si compras la fruta congelada asegúrate de que no contiene azúcar añadido. Otra opción es congelar fruta en casa para aprovechar fruta muy madura u ofertas de temporada. Yo siempre tengo un buen alijo de fruta congelada para desayunos, batidos y helados caseros ; P

 

Lácteos: Los lácteos vegetales siempre son mejores caseros porque nos ahorramos aditivos, conservantes y envases. Son muy digestivos y ligeros y una excelente opción. Las leches vegetales industriales además de ser más caras contienen azúcares añadidos y aceites de mala calidad. A veces en lugar de leche estas tomando agua con aceite y azúcar. Dentro de los lácteos animales son más digestivos los fermentados como el yogur o kefir y los mejores son los eco.

 

Semillas: las semillas de lino o chía tienen una propiedad muy especial cuando se sumergen en un líquido. Desprenden una especie de gelatina o mucílago que hará que nuestro tarro tome consistencia de pudín. El resto de semillas tales como sésamo, pipas o frutos secos es mejor añadirles al final para no perder su crujiente.

 

Edulcorantes: puedes añadir un poco de sirope de agave o azúcar de coco cuando las frutas sean muy ácidas o para contrarrestar el amargor del cacao. La vainilla y la canela además de darle un gran sabor también endulzan y necesitaras menos edulcorante. Pero no te pases, si nos acostumbramos a umbrales muy altos de dulce nos perderemos un montón de matices de otros sabores. Además de perder la cintura claro.

 

 

¡ Explora! Aquí tienes ejemplos de como puede cambiar una receta partiendo de avena y chia o lino. Las combinaciones de sabores cambiando el resto de ingredientes están limitadas a tu imaginación. Puedes personalizar este desayuno en función de tus gustos y necesidades más o menos calóricas. En la web puedes encontrar como hacer leche de almendras en la receta “Batido de arándanos con leche de almendra”. La próxima semana publicaré como hacer leche de coco en casa.

2 comentarios:

  1. Vale, otra para mi lista.
    Ahora tengo unas ciruelas maravillosas de mis hermanos, las haré bolitas y congelaré.
    Gracias Elena, te echábamos de menos.

  2. Genial desayuno, gracias Elena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *