Brochetas vegetales

Los vegetales limpian el organismo, mejoran la circulación y las digestiones, son bajos en calorías y ayudan a prevenir infinidad de enfermedades. Son un gran aliado de nuestra salud y no deben faltar en nuestros platos diarios. Si los consumes crudos conservas todos los nutrientes que contienen y cocinados son mas fáciles de digerir y masticar. Por eso es interesante comerlos tanto crudos como cocinados.

El color, olor y sabor de los vegetales corresponden a los fitoquímicos que contiene. Si tus platos son multicolor te asegurarás gran variedad de nutrientes además de hacerlos más apetecibles.

Esta receta puede ayudar a equilibrar una barbacoa de carne convencional o ser una alternativa. Cocina sólo lo necesario y aparta las partes que se ennegrezcan porque contienen sustancias tóxicas para el riñón.

PON COLOR EN TUS PLATOS

8 Brochetas / 20 minutos (1 h de maceración o más)

Ingredientes

  • 8 tomates cereza
  • 8 champiñones porto velo
  • 1 calabacín bola o medio calabacín
  • 1/2 berenjena
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 cebolleta y media
  • 1 diente de ajo
  • 4 ramitas de perejil fresco
  • zumo de medio limón
  • AOVE (acetite de oliva virgen extra)
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • sal marina

Para macerar las verduras machaca un diente de ajo junto con sal y el perejil picado. Añade aceite de oliva, el zumo de medio limón, tomillo y orégano. Reserva.

Mientras se juntan los sabores del macerado lava bien las verduras y corta las en trozos salvo el tomate y los champiñones que van enteros.

Junta todo en un bol y remueve para que toda la verdura se impregne del sabor del macerado. Déjalo en el frigorífico al menos una hora. Puedes dejarlo toda la noche también.

Inserta las verduras en los pinchos con cuidado de no pincharte. Al tener aceite se te pueden resbalar.

Puedes cocinarlas en una barbacoa hasta que estén blanditas o hacerlas en una bandeja de horno a 180 grados 15 minutos.

Acompaña las brochetas con una patata asada, sal, AOVE y pimentón. Si las has hecho en el horno aprovecha la salsita echándola por encima.

TIPs:

Al hacer el macerado en le mortero añade la sal primero, así cuando machaques el ajo con la maza se quedará dentro del recipiente y no saldrá volando.

Si tienes un recipiente lo suficientemente grande puedes montar primero las brochetas y rociarlas después con el “mejunje” por ambos lados.

Puedes tenerlas en el frigo preparadas de un día para otro.

Si el cocinado es en el horno se pueden usar pinchos de madera, para la barbacoa necesariamente tienen que ser metálicos.

Personaliza la brochetas con las ingredientes que mas te gusten. Diviértete en la preparación creando combinaciones coloristas. También puedes preparar una merienda o postre con brochetas de fruta sin necesidad de cocinarlas solo con un chorro de zumo de naranja por encima para evitar que se oxiden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *