Champiñones rellenos de espinacas y tomate seco

Champiñones rellenos de espinacas y tomate seco

La champiñones son ricos en agua, fibra dietética, vitaminas y minerales por lo que son ideales para el control de peso, nutrir e hidratar el organismo.

 

La vitamina D está relacionada con un buen funcionamiento del sistema inmune, la memoria y el aprendizaje. Un nivel adecuado de vitamina D puede tener un efecto protector frente a la EM disminuyendo la gravedad y frecuencia de los síntomas. No suele ser fácil obtener esta vitamina directamente de la dieta y se recomiendan 20 minutos de exposición solar al día para que el cuerpo pueda sintetizarla por sí mismo. Sin embargo tan sólo 3 champiñones proporcionan la vitamina D necesaria diariamente. Además dentro de las hongos, el champiñón blanco, presenta el mayor contenido en polifenoles (antioxidantes) después del boletus edulis. No están nada mal para ser tan barato.

 

¿Preparamos unos champiñones?

 

 

COME CHAMPIÑONES Y SETAS HABITUALMENTE

 

12 Champiñones / 8 minutos preparación y 12 de cocinado

 

Ingredientes

· 12 champiñones blancos o Portobello medianos( 250 g) · 1 trocito de cebolleta (40 g) puede ser la parte verde · 1 puñado de espinacas baby o perejil (25 g) · 2 tomates secos · 1 dado de queso de cabra eco (15 g) · 1 pizca de pimienta molida · 1 pizca de cúrcuma · 2 dientes de ajo · 4 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra) · sal marina

  • 12 champiñones blancos o Portobello medianos( 250 g)
  • 1 trocito de cebolleta (40 g) puede ser la parte verde
  • 1 puñado de espinacas baby o perejil (25 g)
  • 2 tomates secos
  • 1 dado de queso de cabra eco (15 g)
  • 1 pizca de pimienta molida
  • 1 pizca de cúrcuma
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • sal marina

 

 

Lava bien los champiñones y quítales el pie con ayuda de una chucarilla. Pica el pie del champiñón para después agregárselo al sofrito del relleno.

Sofríe la cebolla y el ajo picados en AOVE con sal 3-4 minutos a fuego medio. Cuando ya estén pochados, añade la pimienta y la cúrcuma y remueve bien. Sube un poco el fuego y saltea los pies de los champiñones con el conjunto. Apaga el fuego y añade las hojas verdes en láminas y los tomates secos en daditos. Se harán suavemente con el calor residual del fuego a la vez que remueves. Agrega al conjunto el queso picado. Ya tienes tu relleno.

 

Rellena los champiñones con una cucharita dulcemente para que no se rompan y cocínalos al vapor en la misma sartén tapada durante 10-12 minutos a fuego suave. Basta con que se cocinen un poco los sombreros y el queso se derrita.

¡Tachán! ya tienes un delicioso y vistoso aperitivo de bocado casi sin enterarte.

 

 

 

TIPs:

 

Cocina los champiñones en el momento antes de que se oxiden y se pongan marrones.

 

La vitamina C mejora la acción beneficiosa de las setas. Las espinacas y el perejil destacan por su alto contenido en esta vitamina por eso complementan muy bien la receta, pero no conviene cocinarlas demasiado. Se pueden incorporar incluso en crudo.

 

Los champiñones también se pueden comer crudos en ensaladas y aderezos. O como aperitivo simplemente porque te apetece.

 

El queso es para darle un toque de sabor y se añade casi como un condimento. No abuses. También puedes prescindir de él.

 

El tomate seco aporta muchísimo sabor y como viene en tarros con aceite dura mucho tiempo en la nevera una vez abierto. En ensaladas va muy bien. Compra uno que no contenga azúcar añadido o muy poca cantidad.

 

 

¡Tunea aprovechando! Esta receta admite multitud de versiones. Echa un vistazo a lo que tienes en el frigo. Si cuentas con unos daditos de pesto congelados tendrás el relleno casi al momento. Aprovecha también cualquier resto que tengas como por ejemplo paté de pimientos o   hummus (tienes las recetas de estas tres saludables cremas en la web). Es una tapa muy socorrida incluso con los champiñones crudos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *