Ensalada en bote

¿Con este calor, no te apetece comer al aire libre algo fresquito? Si has probado alguna vez las ensaladas procesadas y te has dicho: ¡Por Dios, me merezco algo mejor! esta es tu receta. Pero llevar una ensalada fuera de casa puede ser un desastre. ¡Ya no! Este método es sano, delicioso y no produce residuos. Se puede tener preparado en la nevera con antelación y es muy mono. Es el truco perfecto para llevar las ensaladas con el aliño incluido y mucho más barato.

Solo necesitas un tarro alto de vidrio y disponer los ingredientes por capas .

En el fondo el aliño, después los ingredientes más duros y encima de estos los más delicados. La última capa está reservada para lo más sensible, como los brotes verdes que se estropean enseguida si están en contacto con el aliño, o los frutos secos que no queremos que se ablanden.

Para comerlo solo necesitas darle un buen meneo al tarro y comerlo directamente o echarlo en un bol.

¡Oficinistas aburridos, salid al parque con un tarro multicolor!

Si se lo preparas a alguien lo tendrás en el bote (lo siento, no me he podido resistir al chistecito)

COME FRESCO TODO EL AÑO EN CUALQUIER PARTE

1 personas / 5 minutos (tarro alto de vidrio)

Ingredientes

  • 100 g garbanzos cocidos
  • 1 zanahoria fresca
  • 1 trozo de pimiento rojo
  • 1 trozo de cebolleta
  • 1 costilla de apio
  • 1 huevo duro
  • 5-6 tomates cereza
  • 4-5 aceitunas negras
  • 2 hojas de lechuga de roble
  • pimienta negra
  • pimentón
  • tomillo
  • vinagre de manzana
  • sal
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Lava, pela y corta todas las verduras.

Primero prepara el aliño en el fondo del tarro con sal, dos cucharadas de AOVE, un chorro de vinagre y un pizca de las especias.

En la segunda capa pon los garbanzos, después las zanahorias y el pimiento, luego la cebolleta con el apio y las aceitunas.

En en último piso dispón el huevo picado con el tomate y en el ático la lechuga. ¡¡ LISTO !!

Solo has manchado un cuchillo y una tabla.

TIPs:

Si vas a llevar el tarro en una mochila compacta un poco más los ingredientes para que no se mezclen las capas en el transporte y estén a salvo del aliño hasta que lo comas.

Un tarro de ensalada te puede durar 3-4 días en la nevera, pero si le vas añadir carne o pescado consúmelo al día siguiente.

Es preferible que no uses mayonesa y si crees que el bote puede estar un rato al sol escoge ingredientes resistentes. La seguridad alimentaria es lo primero.

Diviértete mezclando y probando ingredientes de temporada. Aquí te dejo algunas ideas:

Bote campero: Patata cocida, cebolleta, pepinillo, alcaparras, huevo duro, tomate y mostaza en grano.

Bote oriental: Salsa de soja, arroz integral, mango, rúcula y cacahuetes.

Bote castellano: Lentejas, remolacha roja, zanahoria y espinacas.

Bote especial: Quinoa cocida, fresas, queso fresco y nueces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *