Espárragos de Tudela ¡ ya están aquí!

¡Ya están aquí mis amados espárragos blancos de Tudela de Duero!. Si nunca los has comido frescos esta es tu oportunidad. Vas a saber lo que es bueno de verdad.

¿Porqué comer Local y de temporada? Porque es mejor para ti y para los demás. Hay fuertes motivos económicos, sociales, ecológicos y culturales. Cuando decidimos consumir productos locales sin querer estamos defendiendo un modo de vida. Fomentamos el empleo cercano, las empresas familiares, la recuperación de los espacios de cultivo y del entorno. Es decir, las buenas prácticas profesionales y medioambientales. Estamos defendiendo un modelo “ARTE-SANO” y una identidad cultural.

Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente los alimentos que consumimos han recorrido una media de más de 3.800 kilómetros. El impacto del transporte, los envases y las condiciones laborales tercermundistas de los productores es escandaloso. Sólo beneficia al monopolio de grandes empresas.

Se lo que estás pensando ahora mismo, el precio. Si, el precio de un bote de espárragos traídos del otro lado del mundo es más bajo. No más barato, más bajo. Pero no estamos comparando lo mismo, ¿Se parece en algo un zumo de naranja natural y uno de bote?. Un espárrago fresco de temporada tiene infinitamente más beneficios para tu salud en cuestión de nutrientes, por no hablar de su valor gastronómico.

No te gastes el dinero en ultraprocesados y refrescos (agua con azúcar, eso si que es caro) e invierte tu presupuesto en comida real.

COME LOCAL Y DE TEMPORADA.

4 personas / 12 minutos

Ingredientes

  • 1 Kg espárragos de Tudela (4 por persona)
  • pimiento rojo
  • pimiento verde
  • tomate
  • aceitunas negras
  • cebolla morada
  • vinagre de manzana
  • tomillo
  • AOVE
  • pimienta (opcional)
  • sal

Lava bien los espárragos y pélalos con un pelador sin tocar la yema.

Colócalos todos juntos para que te queden del mismo tamaño y córtales el trozo más duro de la base (unos 4-5 centímetros más o menos)

Cuece 12 minutos en agua con sal.

Pica muy fino un trocito de cada una de las verduras al gusto.

Añádeles las aceitunas picadas con un chorro de aceite de oliva, una chispa de vinagre, pimienta, tomillo y sal.

Sirve templado con la vinagreta por encima.

¡Ta-Ta-Tachán! ¡A disfrutar de la alegría de la huerta!

TIPs:

A la hora de comprar espárragos frescos deben de estar duros al tacto y con las puntas bien cerradas y enteras. En la nevera se conservan bien Para que duren más tiempo corta una lámina de la base dura y meterlos en un baso de agua como si se tratase de flores. Cúbrelos para que no se sequen las puntas.

Puedes tener todo preparado en el frigo y preparar una cena en 2 minutos.

Puedes aprovechar el caldo de cocción para sapas, paella…está lleno de vitaminas liposolubles y aporta sabor.

Échale imaginación, se puede cambiar la cebolla morada por cebolleta en vinagre, añadir pepinillos, pepino, lo que te apetezca. Y para darle un toque crujiente unos maíces o unas pipas de calabaza por encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *