El hummus más enrollado

El hummus es una crema de garbanzos muy popular en todo Oriente Medio. Es una forma fresquita de comer garbanzos en verano. Se suele acompañar de verduras crudas cortadas en trocitos y pan de pita. Existen un montón de variantes de hummus y acompañamientos según la zona.

En esta receta he optado por enrollarlo en tiras de calabacín para que sea un aperitivo de bocado, pero también está riquísimo con una rebanada de pan tostado, pimentón y aceite de oliva.

El garbanzo interviene a nivel neurológico produciendo sensación de bienestar mejorando la ansiedad y el descanso. Pero para realizar estas funciones metabólicas necesita algunos compuestos presentes en las hortalizas crudas. Así que si estas triste y no duermes bien, pon manos a la obra y come garbanzos con hortalizas frescas, seguro que lo notas.

CONSUME LEGUMBRES TAMBIEN EN VERANO.

18-20 rollitos / 20 minutos

Ingredientes

 

Para el Hummus

  • 400 garbanzos
  • 1 diente de ajo grande
  • zumo de un limón
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cucharadas de lino
  • 2 cucharadas de sésamo
  • Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Aceite de Sésamo (opcional)
  • sal marina

Para los rollitos

  • 1 calabacín finito
  • 1 trozo de pimiento rojo
  • 1 cachín de queso de cabra eco, tipo moho
  • 1 pepinillo
  • sésamo negro
  • brotes para decorar

Cuece los garbanzos con un par de hojas de laurel y sal.

Mientras, muele las semillas de sésamo y lino hasta que sean harina. Si no tienes picadora puedes usar un molinillo de café. En un cuenco aparte agrega a la harina conseguida una cucharada de aceite de AOVE y otra de aceite de sésamo ( o dos de Oliva) hasta obtener una pasta. Esta se conoce con el nombre de tahín o tahíni.

Con ayuda de una batidora o picadora bate los garbanzos cocidos con el zumo del limón, el tahín, un chorro de aceite de oliva y sal. Si lo necesitas añade caldo de cocer los garbanzos. Debemos conseguir un puré lo más sedoso posible pero consistente.

¡Ya tienes tu Hummus!

Para los rollitos haz tiras finas de calabacín con ayuda de un pelador ancho.

Extiende un poco de hummus sobre las tiras con unos trocitos de pimiento, pepinillo, queso y sésamo negro. Enrolla y decora con unos brotes verdes.

¡Ya tienes unos rollitos muy cuquis para tus invitados!

TIPs:

Guarda el hummus que te sobre en el frigo y úsalo como aperitivo o como crema para hacer tus sánwichs mas jugosos.

Si no tienes tiempo de entretenerte con rollos, jeje, te dejo dos opciones más:

1- Sirve el hummus en un plato. Corta unos simples bastones de zanahoria, calabacín y pimiento y úntalos en el hummus como si fuera un paté.

2-Unta el hummus directamente sobre pan tostado integral y decóralo con semillas, aceitunas negras, pimentón o lo que más te guste.

Diviértete haciendo tus propias versiones. Puedes sustituir el calabacín de los rollitos por pepino, el pimiento rojo por tomate seco y el pepinillo por alcaparras. O ponerle trocitos de piparra o pimentón picante si quieres más chispa. Una vez más es una receta totalmente “tuneable”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *