Hamburguesa sorpresa

Las especias tienen profundos beneficios para nuestra salud. Son como incluir la botica en nuestros platos y nos transportan a otros países o a la infancia. Esta receta es una forma totalmente distinta de comer legumbres tanto en verano como en invierno y es muy fácil de personalizar. Tengo especial cariño a esta receta porque siempre me ha dado un gran resultado. Cuando le digas a tus comensales que están comiendo lentejas crudas no se lo van a creer y te pedirán la receta. El sabor y el aspecto son deliciosos. ¿A quién no le gusta una buena hamburguesa?

Baharat es una mezcla de especias muy utilizada en el mediterráneo, sobre todo en el mundo árabe pero con sabores muy comunes para nosotros. Si no tienes baharat puedes hacer tu mismo la mezcla (con un molinillo de café) con: pimentón, comino, pimienta negra, cilantro, canela, nuez moscada, cardamomo, clavo y chile.

Una vez más vamos a preparar una receta muy nutricia y ligera.

Consume legumbres 3-5 veces a la semana.

Enriquece tus platos con especias diariamente.

2 personas / 35 minutos (24 de remojo)

Ingredientes:

  • 200 g lentejas pardinas
  • ½ remolacha roja fresca
  • ½ cebolla morada
  • zumo de medio limón
  • 1-2 dientes de ajo
  • pan rallado integral
  • baharat
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • brotes de lechuga y berros
  • queso de cabra ecológico semi (opcional)
  • 1 tomate
  • aguacate
  • mostaza a la antigua

Pon a remojo las lentejas el día antes.

En una sartén rehoga con AOVE la cebolla con una pizca de sal.

Escurre las lentejas. Pica las lentejas, la remolacha, el zumo de limo, el sofrito de cebolla y ajo crudo con 3 cucharaditas de especia hasta tener una mezcla más o menos homogénea. Añade pan rallado hasta que la masa sea consistente y sal al gusto.

Si tienes tiempo deja reposar la mezcla en el frigo media hora o más.

Forma hamburguesas de entre 120-140 g.

A fuego medio pasa las hamburguesas por la sartén con AOVE de manera que el calor llegue al interior y el exterior quede crujiente. Cuidado en este paso porque se queman con facilidad. Añade el queso para que se funda.

Puedes comerlas así o con pan. A mi me gusta untar una cara del pan con mostaza en grano y la otra con aguacate y añadir unos brotes tiernos. Listo!!

TIP:

La masa de hamburguesa se puede congelar y te permite resolver una comida en un plis plas.

Úntate las manos con aceite de oliva al moldear las hamburguesas para que no se te peque la masa.

La remolacha fresca se puede sustituir por congelada o cocida.

Sé creativo, experimenta con distintas legumbres, verduras y cereales. Con este tipo de masa se puede hacer falafel, croquetas, filetes, aperitivos etc. Pásatelo pipa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *