Gazpacho

 

El gazpacho, el “smoothie” tradicional por excelencia. Ahora que están tan de moda los smoothies y los batidos detox, ¿alguien se ha dado cuenta que en la dieta mediterránea ya estaban inventados? Y tenemos varias versiones, no solo el gazpacho, también el salmorejo o el ajoblanco. No hay forma tan fresquita y agradable de disfrutar una ensalada bebible. ¡A este plato habría que hacerle un monumento!

 

Contiene un montón de vitaminas y minerales, es bajo en calorías y además de hidratarnos prepara la piel para la exposición solar prolongando el bronceado. Incluso se ha demostrado que es capaz de reducir la inflamación celular en tan solo unas horas después de haberlo tomado. Al fin y al cabo contiene ajo crudo ¿interesante no?

 

Así que cuídate mucho con sólo 5 minutos. Huye del tetrabrick. Ni el sabor ni las propiedades tienen nada que ver. Es como tomar un zumo de bote o uno de naranja natural. No hay color.

 

CONSUME HORTALIZAS FRESCAS A DIARIO

 

2 ración / 5 minutos

 

Ingredientes

 

 

  • 600 g tomates bien maduros
  • un trozo de pepino (50 g)
  • un trozo de pimiento rojo (30 g)
  • un trozo de pimiento verde(30 g)
  • un trozo de cebolleta (30 g)
  • 1 ajo pequeño (2 g)
  • 3 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • sal marina
  • media rebanada de pan duro de hogaza (10 g)(opcional)

 

 

 

En un vaso de batidora echa todos los ingredientes bien lavados y picados. Bate bien. Añade agua si fuera necesario hasta obtener una sopa densa. ¿Fácil no?

Decora con unos daditos de las hortalizas.

Tomálo bien fresquito.

 

 

TIPs:

La clave para que este plato sea espectacular está en usar unos tomates y un AOVE de gran calidad.

Prueba siempre según lo bates. Si te ha quedado muy fuerte de sabor siempre puedes añadir otro tomate.

Utilizo todos los vegetales con piel porque son orgánicos y sería un desperdicio de nutrientes quitársela. Puedes colarlo si quieres una textura más fina, pero así le estas quitando la fibra que es tan importante para limpiar el organismo.

Otra opción es escaldar unos 45 segundos los tomates, después la piel saldrá sola.

El pan es opcional y sirve para hacer la mezcla sea más homogénea. Si no quieres añadirle pan, basta con que remuevas bien la mezcal antes de servir.

Puedes tener el gazpacho preparado el día antes, pero ten en cuenta que el sabor se hará mas intenso así que no le pongas mucha sal, es mejor corregir después.

 

Enamórate del gazpacho, puede que creas que no te gusta porque hasta ahora no hayas probado uno de verdad. Si no te gusta el sabor del vinagre, no se lo pongas. Si te gusta que sea de un rojo intenso usa tomates pera bien maduros. Si te encanta el pepino úsalo a discreción. Si quieres un gazpacho diferente añádele fresas o sandía.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *