Minitortitas de plátano

¡El huevo, ese gran incomprendido! Durante muchos años el huevo ha tenido una fama inmerecida porque contiene colesterol. Sin embargo los últimos metaanálisis nos indican que no sólo no aumenta el riesgo vascular si no que además puede resultar protector. La clave está en considerarlo una ración proteica más. Además contiene proteínas de gran calidad, mucho mejores que la que podemos encontrar en el embutido por ejemplo.

Pero cuidado muchos huevos se anuncian como de gallinas alimentadas con maíz y esto no siempre es garantía de calidad. El color de la yema tampoco lo es. Una yema de color intenso puede ser porque la gallina esté alimentada en parte por maíz o porque el pienso que toma está enriquecido con carotenos para darle ese color.

Los mejores huevos a nivel nutricional son el 0 y el 1, es decir, los huevos ecológicos y camperos. Además apoyamos un método de producción respetuoso. ¿Cómo identificarlos? Muy fácil, con su DNI.

Cada huevo viene marcado por su código o DNI.

  XESXXXXXXXXXX

Primer dígito (ósea el que va delante de las letras) indica el modo de cría.

3- enjauladas

2- criadas en suelo

1- camperas (cría en libertad)

0- producción ecológica

Fíjate en que sea 0 ó 1, son mas caros pero son los mejores. Algunos se anuncian como alimentados con maíz, traen un envase rústico muy mono y fotos campestres y luego resultan ser 3, es decir los de peor calidad.

Las dos letras siguientes, indican el país de origen. ES: España

Los números siguientes indican la provincia y el productor.

EL HUEVO ES UNA FUENTE SALUDABLE DE PROTEINAS

10-12 minitortitas / 10 minutos

Ingredientes:

  • 2 huevos camperos
  • 1 plátano maduro
  • un puñado de frambuesas
  • coco rayado
  • AOVE

Esta receta es superfácil y nutritiva. La puede hacer hasta un niño.

Corta el plátano en rodajas y triturado con un tenedor hasta conseguir un puré. Añádele los dos huevos y bate.

En una sartén a fuego medio con un pelín de AOVE echa una cucharada sopera de la mezcla dándole forma redonda pero sin estender mucho. Queremos que quede jugosa (gordita).

Cuando la mezcla empiece a secarse por arriba dale la vuelta.

Decora con una frambuesas y coco rayado.

Ya tienes un maravilloso desayuno o postre que sabe a miel.

TIPs:

Si haces las tortitas en tamaño mini te será mucho más fácil darles la vuelta.

Si en vez de aplastar el plátano a mano lo haces con una batidora la mezcla será demasiado líquida y la receta será un churro.

No añadas azúcar o siropes. Si el plátano está bien maduro la tortita quedará muy dulce.

Tomálas templadas con yogur, frutos secos, semillas, chocolate negro o la fruta que más te guste por encima. A mi personalmente me encanta el toque ácido de las fresas o los frutos rojos en contraste con el dulce del plátano.

Diviértete. Haz una fiesta del desayuno. Puedes añadir a la masa, vainilla, canela y arándanos o decorar con una salsa rosa de yogur y frambuesas. Vuélvete loc@. Aprovecha que no lleva mucho tiempo prepararlas para dar rienda suelta a tu vena decorativa. Seguro que encandilas a cualquiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *