Nazareno

La Semana Santa llega a nuestra tierra de pinares y Valladolid se viste de morado. Esta identidad es la que inspira la receta de hoy. Puede ser un excelente primer plato o una guarnición fácil y rápida de preparar.

Aunque la lombarda es una verdura típicamente navideña no me he podido resistir. Además soy una enamorada del piñón. Mucha gente no sabe que es aquí en Valladolid donde se produce el mejor piñón del mundo. Si, si, he dicho del mundo. La producción es tradicional, ecológica y a pequeña escala. De ahí su gran calidad gastronómica y nutricional. Hay que diferenciar bien nuestro piñón del chino, mucho más barato e infinitamente peor. A la hora de adquirirlo podemos distinguir el Piñón Mediterráneo por su forma alargada , de un solo tono cremoso y suave textura mantecosa. El piñón chino en cambio tiene forma de barrilete, es blanquecino con una aureola marrón y es menos aceitoso. Pero la prueba definitiva, sin duda, es su sabor y su precio. Afortunadamente en la provincia contamos con grandes virtuosos de la cocina como Miguel Angel de la Cruz (* Estrella Michelin) que hace virguerías con las piñas y el piñón. ¿No os parece genial poder aprovecharnos de un producto tan cercano como excepcional?

Consume productos locales.

4 personas / 5 minutos

Ingredientes:

  • ½ col Lombarda
  • 1 manzana Golden
  • ½ cebolla morada
  • 1 puñado de piñones castellanos ( 30-50 g)
  • 3 dientes de ajo
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • rabanitos rojos
  • vinagre de manzana (opcional)
  • sal

Corta la cebolla en tiras finas y póchala a fuego suave en una sartén grande junto a los dientes de ajo muy picados, sal y 3 cucharadas de AOVE.

Pica la lombarda y la manzana también en juliana fina y añádelas a la sartén. Sube el fuego, echa un poco más de sal y remueve. Saltea hasta que la lombarda quede cocinada pero “al dente”. No debe perder su color y estar algo crujiente.

Echa un chorrito de vinagre y remueve hasta que este se haya evaporado. Si no te quedará muy fuerte.

En una sartén aparte tuesta los piñones moviéndolos suavemente con cuidado de que no se quemen. Agrega casi todos al salteado y reserva algunos para decorar.

Corta los rabanitos rojos finos para acompañar la lombarda. Así le aportará un punto diferente fresco y crujiente.

Por último adorna con piñones y rocía con Aun toque de AOVE en crudo por encima.

TIPs:

Ten en cuenta que la lombarda abulta mucho antes de perder el agua, si no tienes una sartén grande o wok puedes usar una cazuela de fondo ancho.

El vinagre es un excelente potenciador del sabor pero hay que tener cuidado con la cantidad. Si pones demasiado o no llega a evaporarse matará el sabor de los demás ingredientes.

Si no tienes piñones, puedes sustituirlos por avellana, almendras o maíces.

No te olvides de disfrutar mucho.

Feliz Semana Santa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *