Pak Choi con Shiitake

No, no se ha vuelto loco el teclado. Esta semana vamos a hablar un poquito de tailandés. ¿Cómo? Usando el paladar para saborear esta fantástica receta asiática.

El pak choi es una verdura oriental similar a una acelga pequeña muy tierna y de sabor suave. En los últimos años, España se ha convertido en un gran productor de esta variedad y por eso está cada vez más presente en nuestros mercados. Lo mismo sucede con el Shiitake. Esta variedad de seta es muy apreciada en China y Japón y se cultiva desde hace más de dos mil años tanto por sus propiedades medicinales para las defensas como por su valor gastronómico. Me enamoró en cuanto la conocí. Tiene un olor y un sabor contundentes perfectamente compensados por la verdura. Es de color marrón oscuro y su sombrero es grueso y carnoso. Casi cualquier variedad nueva de verdura o seta que compréis puede quedar deliciosa con esta receta.

Los salteados de verduras son muy fáciles y casi tan rápidos de hacer como una ensalada. Son una cena ideal baja en calorías, o una comida excelente si se acompañan con arroz o huevo frito como solemos hacer con el pisto.

Toma verduras frescas a diario.

2 Personas / 6 minutos

Ingredientes:

  • 2 ó 3 pak chois tiernos
  • 200 g Shiitakes frescos
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de harina integral
  • 1 pimienta cayena
  • 2 cucharadas de salsa de soja sin azúcar
  • ½ vaso de agua
  • AOVE (Aceite de oliva virgen extra)
  • semillas de lino para decorar

Corta la seta shiitake en láminas gruesas .

Trocea el pak choi separando por un lado la penca y por otro las hojas.

En una sartén dora sutilmente los ajos con el aceite de oliva y la guindilla cayena. Echa las pencas de pak choi y saltea. Tras un par de minutos incorpora las setas y las hojas. Saltea.

Añade la cucharadita de harina integral disuelta en agua. Remueve. Por último añade la salsa de soja y usa semillas de lino para decorar.

No añadimos nada de sal porque la salsa de soja es bastante salada.

Aunque la seta debe quedar bien cocinada y cremosa, las pencas de pak choi deben de estar un poco “al dente”.

TIP: La pimienta cayena entera le da un toque al salteado bastante sutil y es fácil de retirar después de cocinarlo, antes de comerlo. Si te gusta el picante desmenuza con los dedos la pimienta cayena en vez de dejarla entera. Eso sí lávate las manos inmediatamente después. Si te las llevas a la cara por descuido no volverás a olvidarte de este truco, es fuego.

Experimenta, si no tienes a mano pak choi o shiitake puedes optar por col, repollo, champiñón portobello, boletus, setas de ostra…Cambiar las semillas de lino por sésamo, lo que se te ocurra. Incluso añadir varios tipos de verdura como la lombarda y la zanahoria y crear un plato con mucho color y sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *