Pasta salteada con verduras y coco

Pasta salteada con verduras y coco

La pasta integral es más completa que cualquiera de sus versiones refinadas. Sacia más, no produce cambios bruscos de glucosa en sangre, ayuda a evitar el contacto de los tóxicos ingeridos con nuestro organismo. Mejora el tránsito intestinal y favorece la tan importante macrobiota intestinal.

Los cereales refinados como el pan y la pasta no solo contienen muchos menos nutrientes sino que a la larga pueden convertirse en un enemigo para la salud. Con el tiempo pueden producir diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

 

Si todo esto no te convence, piensa que la pasta refinada nos hace engordar y la integral no debido a los fuertes picos de azúcar en sangre que provocan los temidos michelines. Pero cuidado, también hay que tener en cuenta las salsas. Por eso propongo una deliciosa combinación de verduritas, salsa de soja y coco. También te ayudaré a identificar un “falso integral”.

 

 

SUSTITUYE LA PASTA REFINADA POR LA INTEGRAL

 

1 persona/ 15 minutos

 

Ingredientes

· 80-90 g de pasta integral * (ver TIPs) · 1 zanahoria pequeña (40 g) · 1 trozo de calabacín con piel (40 g) · 1 trozo de coco fresco (30 g) · 1 diente de ajo · semillas de sésamo tostado · pimienta y cúrcuma · Aceite de sésamo (opcional) · AOVE (aceite de oliva virgen extra)

  • 80-90 g de pasta integral * (ver TIPs)
  • 1 zanahoria pequeña (40 g)
  • 1 trozo de calabacín con piel (40 g)
  • 1 trozo de coco fresco (30 g)
  • 1 diente de ajo
  • semillas de sésamo tostado
  • pimienta y cúrcuma
  • Aceite de sésamo (opcional)
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)

 

 

Pon a cocer la pasta en una cazuela con abundante agua y sal. Espera a que hierva para echar la pasta, remueve y deja que se haga unos minutos menos de lo que el fabricante te indique en el envase. Tiene que estar un pelin dura.

 

Mientras haz tiras largas y finas con la zanahoria y el calabacín. Aplasta los ajos con el cuchillo y pelados. Si tienes un prensaajos puedes usarlo si no pica los ajos finamente.

 

En una sartén 3-4 cucharadas de AOVE y cocina el ajo un par de minutos. Después incorpora el calabacín y la zanahoria. Cuando empiecen a perder la turgencia agrega al salteado una pizca de pimienta y cúrcuma. Remueve y añade 4 cucharadas de salsa de soja. Retira del fuego No le añadas sal, no la necesita. Bastará con la sal que tiene la salsa de soja

 

Cuando esté la pasta, a falta de 2-3 minutos, escurre y ponla bajo el grifo de agua fría. Es para cortar la cocción de golpe.

 

Con la sartén de nuevo al fuego incorpora la pasta y el coco y saltea todo junto a fuego fuerte poco tiempo. Pruebe por si necesitara más salsa de soja.

 

Sirve con semillas de sésamo y un poco más de coco por encima. Si tienes aceite de sésamo un chorrito en crudo le va muy bien como toque final.

 

¡Tachán ! Ya tienes tu delicioso plato de pasta.

 

 

 

TIPs:

 

* ¿Cuanta pasta por persona? Coge un manojo pequeño de espaguetis, si te caben en una moneda de 5 céntimos es la cantidad ideal.

 

¿Cómo identificar una pasta integral en el supermercado? Olvídate de la publicidad, hay muchos productos que presumen de ser integrales y realmente no lo son. Mira en la parte de atrás del envoltorio y comprueba que en el primer ingrediente ponga harina integral. Sí, en la letra pequeñita.

 

Puedes usar una sartén sin antiadherente sin riesgo de que se pegue nada, ya que al ser un salteado no hay que dejar de mover. Si ves que se aguarra bastará con un poco más de AOVE: Como si se tratase de un wok.

 

La pasta integral tarda unos minutos más en cocerse pero merece la pena.

 

Otras opciones: si te gusta un toque picante pon una pimienta Cayena desmenuzada a la vez que el ajo (no te olvides de lavarte las manos después) Si no te gusta el coco, ¿qué tal unos cacahuetes frescos salteados doraditos?

 

¡Ya lo sabes ! La pasta refinada no te conviene nada. Si quieres mejorar tu salud, destiérrala de tu dieta. No solo no te aporta mucho, si no que te perjudica. ¡Te mereces algo mejor! Un plato de pasta admite un montón de ingredientes para investigar en la cocina. Puedes ser una comida ideal para aprovechar restos del frigo. Sólo necesitas preparar un salteado. Así es difícil que no te salga rico. ¿A quién no le gusta la pasta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *