Smothie rojo para golosos

Smothie rojo para golosos

 

Comienzan a verse las primeras remolachas rojas de la temporada. ¡Ya estoy babeando! Esta delicia repleta de vitaminas y minerales es considerada como la mejor hortaliza antianémica. Es por tanto un gran refuerzo en caso de debilidad y ayuda a mejorar la cantidad de oxígeno que llega a los músculos incluso en personas inactivas si su consumo es habitual. Esto no quiere decir que no hagas todo el ejercicio que puedas claro. El ejercicio también forma parte de una dieta saludable.

 

La remolacha roja es muy versátil en la cocina tanto en recetas dulces como saladas. Se puede comer en ensaladas bien sea cruda y rallada o cocida en láminas finas. Gracias a su dulzura y su potente color carmesí, podemos hacer atractivos cóckteles, postres o bizcochos sin necesidad de usar azúcares refinados que es mejor evitar. Su zumo es también un precioso colorante natural.

 

Con el desayuno de hoy tienes una oportunidad deliciosa de consumir hortalizas crudas y frutas casi sin enterarte. Si lo prefieres para llevar basta con hacerlo bebible echándole más agua. Olvídate del clásico colacao (o mejor dicho “azúcar marrón”) con bollería industrial que no solo no te aporta nada sino que además te perjudica a la larga.

 

Merece la pena hacerle un huequito a la remolacha roja en nuestra dieta ¿no crees? Pero tiene un efecto secundario. Te lo cuento al final…

 

CONSUME VEGETALES DE TEMPORADA TAMBIEN EN EL DESAYUNO

 

Ingredientes:

· 8-9 ramitas de perejil (10g) · 1/2 remolacha roja pequeña cruda (60g) · 1 platano maduro (90g) · 2 cucharaditas de semillas de chía (8g) · 1/2 vasito de agua mineral o filtrada (120g) · 1/2 cucharadita de canela en polvo · zumo de medio limón · 2 cubitos de hielo (sólo para batidoras o robots potentes) Para decorar · manzana roja · arándanos · sésamo tostado

5 minutos / 1 personas (batidora)

 

  • 8-9 ramitas de perejil (10g)
  • 1/2 remolacha roja pequeña cruda (60g)
  • 1 platano maduro (90g)
  • 2 cucharaditas de semillas de chía (8g)
  • 1/2 vasito de agua mineral o filtrada (120g)
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • zumo de medio limón
  • 2 cubitos de hielo (sólo para batidoras o robots potentes)

 

Para decorar

 

  • manzana roja
  • arándanos
  • sésamo tostado

 

 

En primer lugar pon las semillas de chía en el medio vaso de agua. Si te acuerdas de ponerlas a remojo la noche anterior mucho mejor.

 

Lava bien los vegetales. Pela la remolacha y pícala en trozos pequeños. Coge el ramillete de perejil y de un solo corte separa los tallos de las hojas. Para esta receta sólo necesitemos las hojas.

 

Pon todos los ingredientes en el vaso de la batidera hasta obtener una crema fina y densa.

 

Decora con unos daditos de manzana roja, arándanos y semillas de sésamo.

 

¡Tachán! ¡¡Ya tienes un desayuno súper nutritivo y precioso!!

 

 

TIPs:

Este smothie es bastante dulzón. Si lo quieres menos goloso sólo tienes que sustituir el plátano por manzana.

 

La remolacha contiene un potente tinte fucsia. Puedes usar guantes para manejarla o usar la cascara del medio limón para frotar las superficies manchadas o tus manos (siempre y cuando no tengas ningún corte o herida).

 

Si tu remolacha tiene hojas, utilízalas en lugar del perejil. Confieso que no las he usado porque ya me las había comido. 😉 Nutricionalmente son muy recomendables aunque su sabor sea algo más intenso (salvo en casos de artrosis cuyo consumo no es recomendable). También se pueden sustituir por espinacas baby.

 

Como topping puedes poner la fruta que más te apetezca. En este caso yo he buscado los contrastes. La manzana aporta un toque crujiente, el arándano un toque ácido y el sésamo una chispa diferente de sabor. Además los contrastes de color quedan muy vistoso.

 

Puedes sustituir el agua por leche vegetal casera, cambiará la tonalidad a un fucsia más clarito.

También puedes sustituir la chía por semillas de lino. El lino resulta más económicas y son igualmente nutritivas. Pero el lino necesita más tiempo de remojo, entre 6-8 h.

 

No prescindas del limón, además de aportar frescor, su alto contenido en vitamina C hace que las hojas verdes no se oxiden al ser trituradas por las cuchillas de la batidora y que el hierro de la remolacha se asimile mejor.

 

Los pigmentos de la remolacha roja tiñen la orina de un color rosa muy escandaloso. No te preocupes, es normal. Se pasará con las horas.

 

 

¡ Escucha a tu cuerpo! Dedica un momentín a pensar como ha sido la experiencia de tomar este desayuno. Desde si has disfrutado con el colorido al verlo, con el sabor al comerlo o si has tenido una digestión ligera. Si te ha entrado hambre durante la mañana o hasta si te has sentido relajado o de buen humor.

 

En la web hay una receta de Batido de remolacha con suero de coco muy chula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *