Verdinas con hinojo a la vinagreta

Verdinas con hinojo a la vinagreta

            Adoro los platos de cuchara que te suben los colores y no resultan pesados. Si además tienen un toque fresco y crunch como este son un verdadero placer.

            El hinojo es una verdura de larga tradición mediterránea de la que se aprovecha todo. Su bulbo se usa como hortaliza fresca en ensalada o guisos, sus hojas como hierba aromática  y sus frutos como especia o condimento. Tiene un aroma anisado. Combina muy bien con las legumbres ya que ayuda a combatir las flautulencias y resulta ser algo laxante. El hinojo puede contribuir a reducir la inflamación y a regular el colesterol o la anemia. Es el bulbo que parece un saludo klingon. ; )

            Las verdinas son alubias blancas baby recolectadas antes de su maduración, por eso conservan su característico color verdoso, de ahí su nombre. Su piel es finísima y su textura mantecosa. A nivel nutricional son una joyita como todas las legumbres con un montón de minerales y proteína de alta calidad. Son típicas del noroeste de España, sobre todo de Asturias. Dado su poco rendimiento productivo tienen un precio más elevado pero se pueden sustituir perfectamente por unas alubias blancas de tu zona.

            Este guiso es una elegante combinación de ingredientes y sabores sencillos. La cremosa y delicada salsa  de las verdinas contrasta con la con la chispa de la vinagreta.  Babeo ¿Te atreves?

CONSUME ALIMENTOS DE TEMPORADA

Ingredientes

2 personas / 35 minutos ( 20 min. olla exprés)

· 1 taza de verdinas

· 1 zanahoria grande

· 1 puerro

· 1/2 cebolla blanca

· 1/2 pimiento rojo

· 2-3 dientes de ajo

· 1/4 cdta tomillo seco

· 1/4 cdta romero seco picado o en polvo

· 1/4 cdta cúrcuma en polvo

· 1 vuelta de molinillo de pimienta negra

· 1ó 2 de laurel

· 3-4 cdas tomate frito

· 1 cdta pimentón picante o dulce

· AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Para la vinagreta crujiente

· 2-3 hojas(gajos) de hinojo fresco

· AOVE

· vinagre de manzana

· pimentón picante de La Vera

· sal rosa

· 1 cda anis o semillas de anis (opcional)

            Lava bien las verduras y pícalas en daditos finos.

            El el fondo de la cazuela u olla rehoga suavemente: primero la zanahoria y el pimiento. Pasados un 2 minutos añade la cebolla, el puerro y el ajo. Cuidado con el puerro porque se quema con facilidad. Añade sal y deja que los ingredientes suden. Agrega las especias (a excepción del pimentón y el laurel) e integra todo un par de minutos. Al calentar las especias desprenderán todo su aroma. Por último suma el tomate frito, remueve con suavidad y cubre con agua, pimentón y laurel.

            Cocina en cazuela unos 25-30 minutos. En olla exprés serán sólo 12 ó 15.

            En un bol echa el hinojo picado (en discos y tiras finas), el pimentón, la sal,  el AOVE y el vinagre de manzana. Remueve bien y reserva en el frigo.

            Sirve las verdinas con la vinagreta de hinojo crudo por encima y una ramita de las hojas.

            ¡Te acabas de marcar un plato de verduras digno de un buen restaurante! ¡Menudo lujo!

TIPs:

            Mueve las verdinas lo menos posible y con suavidad. Trátalas con amor para que no se desprenda la piel.

            Cuidado con el puerro. Si en lugar de picarlo bien optas por cortarlo en rodajas finas tendrás en el plato hebras largas incómodas de comer.

            El hinojo tiene un “corazón” duro que hay que desechar.

            El ajo se prensa con una prensa para que segrege quercetina una sustancia muy beneficiosa para el organismo y que está muy presente en majados y guisos mediterráneos. Limpia el prensajos bajo el grifo de agua fría para eliminar el olor. Si no tienes prensador de ajos, aplasta el ajo con la parte plana del cuchillo antes de picarlo.

            Si cuentas con unos dados de sofrito congelados, no necesitas añadir el tomate frito, el tomillo y el romero. Puedes ver la receta en la web “Picada y sofrito exprés”.

            Para la vinagreta de hinojo, opcionalmente puedes usar semillas de anís para darle un toque más especial. Si no eres de picante echa pimentón dulce o mitad y mitad. Pero prueba la combinación primero por si no te gusta.

            Como crujiente complementario puedes usar otro tipo de verduras como zanahorias, repollo o lombarda finamente picadas, encurtidos como las piparras o un simple sofrito de ajo y pimentón.

            Para un crunch extra sumerge el hinojo  previamente en hielo una vez cortado entre media y una hora. Esto es para los más chefs. Escurre bien antes de añadir la vinagreta.

¡ Los lujos no tienen por que se caros! Las verdinas cuestan algo más pero las puedes sustituir  por cualquier otra legumbre siempre que adaptes la cocción. Este plato marina muy bien con salmón, marisco o setas.

Si no tienes mucho tiempo o energías, aprovecha el día que te encuentras mejor para guisar más cantidad y congelar. Tener a mano un platito de legumbres para calentar es un refugio reconfortante en un día frío y lluvioso. El hinojo, al ser fresco, por supuesto que hay que prepararlo al momento.

4 comentarios en “Verdinas con hinojo a la vinagreta”

  1. “Es el bulbo que parece un saludo klingon. ; )” que friki jaja. No sabia que el hinojo fuera bueno para la anemia, me lo apunto, aunque tendrás que darnos mas recetas que lo incluyan 😉

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies