Ensalada en bote

¿Con este calor, no te apetece comer al aire libre algo fresquito? Si has probado alguna vez las ensaladas procesadas y te has dicho: ¡Por Dios, me merezco algo mejor! esta es tu receta. Pero llevar una ensalada fuera de casa puede ser un desastre. ¡Ya no! Este método es sano, delicioso y no produce residuos. Se puede tener preparado en la nevera con antelación y es muy mono. Es el truco perfecto para llevar las ensaladas con el aliño incluido y mucho más barato.

Solo necesitas un tarro alto de vidrio y disponer los ingredientes por capas .

En el fondo el aliño, después los ingredientes más duros y encima de estos los más delicados. La última capa está reservada para lo más sensible, como los brotes verdes que se estropean enseguida si están en contacto con el aliño, o los frutos secos que no queremos que se ablanden.

Para comerlo solo necesitas darle un buen meneo al tarro y comerlo directamente o echarlo en un bol.

¡Oficinistas aburridos, salid al parque con un tarro multicolor!

Si se lo preparas a alguien lo tendrás en el bote (lo siento, no me he podido resistir al chistecito)

COME FRESCO TODO EL AÑO EN CUALQUIER PARTE

1 personas / 5 minutos (tarro alto de vidrio)

Ingredientes

  • 100 g garbanzos cocidos
  • 1 zanahoria fresca
  • 1 trozo de pimiento rojo
  • 1 trozo de cebolleta
  • 1 costilla de apio
  • 1 huevo duro
  • 5-6 tomates cereza
  • 4-5 aceitunas negras
  • 2 hojas de lechuga de roble
  • pimienta negra
  • pimentón
  • tomillo
  • vinagre de manzana
  • sal
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Lava, pela y corta todas las verduras.

Primero prepara el aliño en el fondo del tarro con sal, dos cucharadas de AOVE, un chorro de vinagre y un pizca de las especias.

En la segunda capa pon los garbanzos, después las zanahorias y el pimiento, luego la cebolleta con el apio y las aceitunas.

En en último piso dispón el huevo picado con el tomate y en el ático la lechuga. ¡¡ LISTO !!

Solo has manchado un cuchillo y una tabla.

TIPs:

Si vas a llevar el tarro en una mochila compacta un poco más los ingredientes para que no se mezclen las capas en el transporte y estén a salvo del aliño hasta que lo comas.

Un tarro de ensalada te puede durar 3-4 días en la nevera, pero si le vas añadir carne o pescado consúmelo al día siguiente.

Es preferible que no uses mayonesa y si crees que el bote puede estar un rato al sol escoge ingredientes resistentes. La seguridad alimentaria es lo primero.

Diviértete mezclando y probando ingredientes de temporada. Aquí te dejo algunas ideas:

Bote campero: Patata cocida, cebolleta, pepinillo, alcaparras, huevo duro, tomate y mostaza en grano.

Bote oriental: Salsa de soja, arroz integral, mango, rúcula y cacahuetes.

Bote castellano: Lentejas, remolacha roja, zanahoria y espinacas.

Bote especial: Quinoa cocida, fresas, queso fresco y nueces.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies